rodito-boceto

¿Cómo llevamos esto a Venezuela?

Así comienza la historia de Rodito

En el año 2001 viajamos a Orlando y sin saberlo ni premeditarlo, encontramos la inspiración para nuestro emprendimiento. Paseando por esos bellos parques comenzamos a ver gente que se desplazaba en unos carritos eléctricos, gente mayor, otros con discapacidad y adultos en general.

De inmediato nos surgió la idea de traer ese servicio a Venezuela e intentar registrarlo en Isla de Margarita, era algo nuevo, diferente y nada conocido en nuestra bella isla.

De los parques de Orlando-Florida a Sambil Margarita

centro comercial sambil margarita

Para entonces se estaba construyendo el Centro Comercial SAMBIL Margarita y se nos ocurrió ofrecer un servicio para mejorar la experiencia de compra de toda la familia y facilitar la movilidad de aquellos que tuvieran algún tipo de impedimento físico. Así que entre máquinas, tierra y tráilers, comenzamos a elaborar el proyecto para presentarlo a SAMBIL.

Tras unos cuantos dibujos, cálculos y alguna que otra rebotada logramos demostrar la utilidad y el valor que Rodito representaba.

La verdad es que se trataba de una propuesta completamente desconocida, incluso osada, pero valiente. Nosotros creíamos que lo podíamos hacer y lo hicimos.

Un servicio para toda la familia

Nos animaba muchísimo poder servir a los que más lo necesitaban, por esa razón comenzamos enfocándonos en personas de la tercera edad, embarazadas y aquellos que tenían movilidad limitada. Con Rodito hacíamos posible recorrer el Centro Comercial en esas condiciones.

Aventura, pasión y diversión

En poco tiempo todos querían dar su paseo en los Rodis, incluso los pequeñines de la casa. Nos volvimos una atracción dentro de ese Centro Comercial y desde entonces hemos crecido como franquicia en distintos Malls de Venezuela.

¡Vamos más allá!

Para la fecha contamos con cuatro sedes en Venezuela y una en Curaçao.

¿Te animaría tener tu propia franquicia Rodito?

Adquiere un negocio sólido, rentable y fácil de manejar.